marzo 2008


maria-trinidad-sanchez-01.jpg

   

PREFIRIÓ MORIR ANTES QUE DELATAR A SUS COMPAÑEROS TRINITARIOS, AQUÍ TE REGALAMOS LA HISTORIA Y UN VIDEO DE COMO PUDO SER SU FUSILAMIENTO…CHEQUEALO !!!!!

Definitivamente una de las mujeres más relevantes en la lucha independentista, Hija de Fernando Raymundo Sánchez y de Isidoro Ramona, era Tía del Padre de la Patria, Francisco del Rosario Sánchez , nació el 16 de Junio de 1794, en ese mismo mes de Junio , el día 30, fue bautizada por el plebístero Dr Agustín madrigal, Teniente-Cura de la catedral siendo su padrino José de Echalas y los testigos Pedro Oviedo y Dionisio Soto. Su madre, Isidoro, era una mujer bastante instruida para la época y fue quien inició en los estudios elementales a ella y su sobrino, Francisco del Rosario Sánchez, esta base académica les permitió a ambos comprender mejor las necesidades  independentistas y el camino a tomar para alcanzarla. 

Participó activamente la noche del 27 de febrero de 1844 y estuvo presente en el baluarte del Conde al momento del trabucazo, José María Serra la describió diciendo  ¨En su propia falda conducía pólvora para los patriotas de la noche épica¨ Su fervor por la causa nacional la llevó a participar activamente en todos los movimientos independentistas que surgían constantemente en el país contra los grupos anexionistas llegando incluso a participar en un complot para derrocar al General Pedro Santana. Su Casa fue el punto secreto de las reuniones conspirativas, confeccionó de forma clandestina la primera bandera dominicana con la ayuda de algunas compañeras febreristas, entre ellas Concepción Bona ,María de Jesús Piña e Isabel Sosa, pero mas tarde el crecimiento acelerado de este grupo permitió que se infiltraran delatores que respondían a los anexionistas, quienes informaron con lujo de detalles las intenciones de este grupo al propio General Santana, Maria Trinidad fue una de las primeras apresadas del grupo y se ordenó un juicio manipulado desde las esferas del poder con el fin de presionar al grupo apresado y obligarlos a delatar la ubicación de sus compañeros de planes conspirativos, su negativa tajante a cooperar en el juicio sorprendió al poco público que pudo presenciar la forma valiente con que esta valiosa mujer, sin inmutarse siquiera, escuchó pacientemente el veredicto del tribunal presionado y manipulado por el General Santana que la condenaba a muerte junto a Nicolás de Barias, José del carmen Figueroa y Andrés Sanchez (Hermano de francisco Del Rosario Sánchez),se les ofreció conmutar la pena y salvar sus vidas si delataban a sus compañeros, pero este grupo de   patriotas poco mencionados por la historia ,prefirieron dar su vida por la causa independentista ,que traicionar a sus compañeros de ideales. 

.

José C. Novas en su interesante intervención en New York Con motivo a la feria del Libro (2007)y sobre Maria Trinidad Sánchez dice en una parte:  .

¨La composición racial era factor de clasificación social y Maria Trinidad Sánchez en su aspecto físico lucia negra; de haberse concretado la idea de Santana, es posible que entonces la mayoría de los ciudadanos que integraban la nación fueran colocados en las capas bajas de la sociedad y un reducido grupo pasaría a vivir al estilo de las familias reales, como ocurría en ese entonces en  Europa.María Trinidad Sánchez trató de evitar eso, y para ello se abrazó en el único medio a su alcance: la conspiración; al ser descubierta la trama fue juzgada en un proceso a toda velocidad, como era el estilo de los dictadores y fue ejecutada a pesar de que las voces mas autorizadas del país pidieron clemencia por su vida. Su connotación histórica nos indica que aún está pendiente el tributo eterno, primero por los dominicanos y luego en el plano universal; esa mujer, que como Juana de Arco en Francia, Fanya Kaplan, Rosa Luxemburg, Dolores Ibárruri y Emma Goldman en Estados Unidos, todas en sus luchad tuvieron un trasfondo social y político, y exigían de transformaciones a favor de las mayorías o a cambio en el manejo de los poderes. Tomó siglos para que los franceses y el mundo reconocieran la obra de Juana de Arco y la colocaran en el pedestal que la historia le tenía reservada. ¨  .

Algunos Historiadores dominicanos ponen en duda que fuera Pedro Santana quien ordenara la ejecución de este grupo encabezado por Maria Trinidad Sánchez, pero  el hecho de saber que era Pedro Santana, no solo el General y comandante de los destinos del país sino el Hombre fuerte, incapaz de perdonar ninguna conspiración que no terminara con la expulsión del país o el paredón de fusilamiento, no nos deja dudas de su participación en esta descabellada decisión, pero lo que más señala al general Santana fué el día escogido para la ejecución, el 27 de Febrero de 1845, un año después de la proclamación de independencia, se sabe que sus abogados defensores, Juan Nepomuceno Tejera y Félix Maria Del Monte, solicitaron la conmutación de la pena al General Pedro Santana, pero este respondió, que tras consultar al alto mando del ejército la decisión era que se ejecutara la sentencia. .

EL DÍA FINAL..FRENTE AL PAREDÓN .
Ese día, una vez pasada la lluvia, los soldados de turno se apersonaron a las celdas de los sentenciados, estaban acompañados del cura de San carlos y de Sor Bicario geral  quienes les dieron el santo sacramento, no pidieron ningún deseo, caminaron estoicamente hacia el lugar elegido, desde la fortaleza Ozama hasta el cementerio donde sería fusilada, al pasar frente a la puerta del conde exclamó ¨ Dios Mío, Cúmplase en mí tu voluntad y Sálvese la República¨, al llegar al cementerio los cuatro fueron colocados uno al lado del otro, frente a ellos estaban sus verdugos, que sin perder un segundo más de tiempo ante la señal, dispararon al unísono contra aquellos patriotas cuya muerte no sirvió más que de estímulo para lograr más adelante la anhelada libertad. Años después los restos de esta noble mujer , que entregara su vida por su fidelidad a los intereses de libertad y la soberanía nacional, fueron trasladados a la capilla de los Inmortales de la Catedral Primada de América..

 


Por: Arq. Raifi Genao

 DALE CLICK AL ENLACE PARA VER EL VIDEO

http://www.youtube.com/watch?v=GuxDfJ9Ie1I

ultimos-tainos.jpg

Boyá  fue  el  último  asentamiento  de  vida  indígena… y  del  último   taíno  conocido…  “Marabí

 .

Boyá se encuentra ubicada al nordeste de Santo Domingo, Reública Dominicana, en la ruta de acceso a la montañosa región denominado Los Haitises, seis kilómetros después de la ciudad de Monte Plata. El valor histórico y la fundación del pueblito guarda estrecha relación con el destino de los primeros pobladores o nativos de Quisqueya y, por vía de consecuencia, con la construcción de una iglesia católica que data del 1540, época en que España expandía sus dominios sobre las nuevas tierras conquistadas en el Nuevo Mundo.

La palabra Boyá es de origen taíno y guarde algún tipo de relación con la abundancia de ríos de la demarcación y con las condiciones altibajas de las tierras o pastos comuneros rodeados de montañas, donde establecieron morada definitiva los remanentes de los aborígenes de la isla La Española.

La iglesia, construida de ladrillo y adobe al estilo de los demás edificaciones y monumentos de su género levantados por los conquistadores en América, ha resistido a través de los siglos las embestidas de huracanes y terremotos. Sobre el origen del templo y las razones para su construcción en una villa de contados vecinos y relativamente lejana al asiento del gobierno español establecido en la ciudad de Santo Domingo, hay una prolífica documentación histórica que con atinada sustentación permiten asegurar que Boyá fue el último reducto de los aborígenes de isla.

El nombre Boyá comienza a aparecer en las crónicas coloniales justamente después del acuerdo de paz suscrito entre España y Enriquillo, el cual puso fin a la primera sublevación indígena de América en contra de los abusos e injusticias de los conquistadores, estado de barbarie que llegó a su máxima expresión con el sistema de encomiendas o repartos de indios que comenzó a verificarse en La Española a partir de 1511.

El armisticio efectuado en 1533 dio lugar a la aparición de Boyá como territorio para el asentamiento definitivo del último reducto de los aborígenes de Quisqueya. Empero, con el surgimiento de Boyá moría la raza indígena, un hecho que trasciende las fronteras de la isla, desborda los linderos de América y perpetúa en la cima de la universalidad histórica ese barroso terruño situado en la jurisdicción de la provincia Monte Plata.

Las Casas sostiene que el nombre de Boyá, como demarcación o paraje ya existente en la isla que los aborígenes llamaron Quisqueya, fue determinado por el propio Enriquillo para congregarse con los suyos, unos cuatro mil indígenas de un total de aproximadamente más de un millón que habitaban la isla hasta el 5 de diciembre de 1492, a raíz de la llegada de los españoles.

 

El padre Las Casas precisa que la Corona, representada en su gobierno de ultramar, que lo era la Real Audiencia de Santo Domingo, y expresa disposición en ese sentido dada por el rey Carlos V, convino con Enriquillo y los escasos indios que sobrevivieron a los catorce años de rebelión en el Bahoruco, en que éstos fueran a vivir en los predios que ellos mismos eligieran.

El historiador José Gabriel García reposta ese juicio en su Historia de Santo Domingo, al afirmar que Enriquillo se estableció en Boyá, “la comarca situada a 65 leguas de la ciudad de Santo Domingo por recomendación del padre Bartolomé de Las Casas, a quien el indio acogió como su protector”. Y sigue diciendo García en su obra señalada: “El cacique moriría dos años después, en 1535, a causa de la tuberculosis crónica que padecía, agravada en los fragores de la contienda bélica. Cabe destacar que sólo hay coincidencia entre Utrera y García en torno la fecha en que se produjo la muerte de Enriquillo.

Gonzalo Fernández de Oviedo, cronista de la Colonia establecido en México después que Hernán Cortés fuera proclamado emperador de Nueva España, en su Historia Natural de Indias escrita en 1548, recoge en sus páginas que el santuario de Boyá, en la isla de Santo Domingo, fue construido por disposición del rey Carlos V algunos años después al fallecimiento de Enriquillo “en honor a la fe católica del indio”.

Otro aspecto importante en que Galván coincide con Las Casas es el relativo a la construcción de la iglesia en Boyá. Mientras el dominico Las Casas dejó escrito para la posteridad que el rey Carlos V dio instrucciones a sus súbditos en La Española para que se respetara la integridad física de los indios y se les ofrecieran facilidades de vida, Galván asegura que por diligencia de Mencía fue posible la construcción del santuario y, sobre ese particular, precisa: “Su bella y buena consorte llegó a la ancianidad, siempre digna y decorosa, dejando cifrada su fidelidad conyugal de un modo duradero en la linda iglesia de Boyá, construida a costa de Mencía para servir de honroso sepulcro a las cenizas de Enriquillo”.

En la iglesia de Boyá está una lápida construida debajo del altar, escrita en lengua taína, donde figuran algunos nombres de indígenas que murieron en la comarca y que fueron sepultados en el templo, entre ellos la cacica Mencía, esposa de Enriquillo. No se puede asegurar, sin embargo, si los demás indios que allí recibieron cristiana sepultura fueran súbditos del cacique Enriquillo o pertenecieran a los mayas traídos a la demarcación.

En los escritos de Ulises Font ,según Baltasar González ,hijo de uno de los acompañantes de Oviedo que se quedó muchos años en la isla, los taínos autóctonos de la isla desaparecieron poco después de mediados  del siglo XVI, en una de sus partes narra la situación de esta manera:

antes de las embarcaciones con indios traídos de la península de Yucatán pude recorrer gran parte de la isla, ya no se podía ver ningún taíno , los pocos que quedaban ya se habían mezclado con esclavos o habían huido por el azote y quema de casi todo el pueblo por parte de esclavos africanos e inclusive aquellos que prefirieron huir para no unirse al cacique Enriquillo también terminaron uniéndose con otras razas con tal de sobrevivir la opresión, sólo en Boyá pude ver un pequeño grupo de cuatro que parece pudo salvarse escondiéndose por un tiempo, tres mujeres y un hombre que vivían cerca de la iglesia , de hecho aunque todavía se resistían a cambiar sus costumbres taínas, las mujeres  terminaros uniéndose con lugareños, sólo el hombre,  , Marabí siguió dignamente siendo un indio Taíno solitario hasta su penosa muerte de tuberculosis algunos años después

Este último dato es sumamente interesante y nos preguntamos si Marabí fué enterrado en la iglesia de Boyá o si existía algún lugar donde enterraban los indios , de todas formas , de comprobarse que los restos que reposan en esa lápida son de aborígenes aztecas, éstos serían los primeros aborígenes del Nuevo Mundo confinados a otra tierra distinta a la suya en cultura, lengua, costumbres y clima.

Boyá, pueblito dormido en el tiempo y el olvido, sirvió de cementerio a una raza que pagó con su vida la decorosa osadía de enfrentar hasta la muerte la barbarie y la opresión del intruso e insaciable verdugo español. 

.

 por :Arq Raifi Genao

Escritos de: Tony Piña y breve reseña de Ulises Font

 

 

 

pedro-santana2.jpg

Es necesario leer con detenimiento sus puntos positivos y negativos ,de esta forma podríamos llegar a nuestras propias conclusiones sobre este importante personaje de nuestra historia.

 .

.PEDRO SANTANA.

.Militar y Político. Nació en la comunidad de Hincha, hoy territorio haitiano. Hijo de Pedro Santana y Petronila Familias, hacendados de la línea fronteriza. Santana en el periodo de 1805 se trasladó con su familia al Cibao y luego a El Seibo y al este del país, donde al pasar el tiempo se convirtió en hatero y luego en gran jerarca Militar y figura determinante  en el siglo XIX.  Sus acciones tienen divididos a algunos historiadores sobre si considerarlo patriota o traidor a los intereses de la patria, aquí les expongo un artículo interesante de Julio g. Campiño sobre este interesante personaje de la historia dominicana.
.
I.- Puntos positivos a destacar:

.

1.- Fue presidente de la República Dominicana en cuatro períodos, sus mandatos se destacaron por las siguientes características: _El Reconocimiento de la República por las grandes potencias. _La obtención del protectorado de una nación fuerte y civilizada como Francia, España o los Estados Unidos de América._Restaurar la situación Económica del país, evitando que el oro, las divisas y todo lo que fuera de valor emigrara._Tratar de obtener el reconocimiento internacional del país y establecer las bases de un tratado de amistad y comercio._Dictó la primera emisión de papel moneda.2.- Participación muy activa en la lucha por la independencia dominicana, especialmente en las siguientes batallas:Batalla del 19 de marzo. Este fue uno de los grandes combates librados por Pedro Santana frente a las tropas haitianas del General Riviere Herard y, como su nombre lo indica, fue efectuada el 19 de marzo de 1844 en la ciudad sureña de Azua. Batalla el Número. La batalla del Número fue escenificada camino a Azua cuando el ejercito encabezado por Duvergé logró derrotar a los haitianos quebrando la seguridad psico-militar del ejercito invasor. En memoria a esta batalla hoy se encuentra un monumento que lleva como nombre “EL NUMERO.”

Batalla las Carreras. Uno de los combates más grandes Dominico-Haitiano, fue efectuado días después de la batalla de El Número, tras la invasión del enemigo Soulouque. “Las Carreras” fue librada en el lugar del mismo nombre, cercado a la margen oriental del rió Ocoa, entre el 19 y el 22 de abril de 1845. El ejercito dominicano fue comandado por Pedro Santana quien invictamente obtuvo la victoria, luego de días de combates durante los cuales se destacaron Antonio Duvergé, Antonio Abad Aljou, Marcos Evangelista, el Comandante Aniceto Martínez y los capitanes Bruno Arquino y Bruno del Rosario, y aumentó enormemente, por ende, su prestigio.

.

   . II.- Puntos negativos a destacar:

 .

Pedro Santana es un personaje muy polémico en nuestra historia, algunos lo catalogan como prócer, mientras que para otros ha sido el ser más inicuo, que haya transitado jamás, por los anales de nuestra historia.
A continuación una lista de desaciertos y atropellos cometidos por Pedro Santana:
Sus ideas deshonestas, le llevaron a odiar a los creadores de nuestra nacionalidad [Duarte, Sáchez y Mella]. Lo demostró así, cuando los desterró a perpetuidad de la Nación que con tanto amor crearon para todos nosotros.
Luego de deportar a los padres de la Patria, usó su ejército de hateros, para someter a aquellos que se oponían a sus obscuras intenciones. Por medio a la intimidación del Congreso, hizo votar el artículo 210 de la Constitución de 1844, que le otorgaba poderes dictatoriales y le permitía perseguir a sus detractores.Si su falta de escrúpulos fue enorme, mayor fue su crueldad, la cual parecía carecer de límites, pues nunca mostró compasión con ninguna de sus victimas. Esta le llevo a profanar nuestra primera fiesta de independencia, la cual fue escogida deliberadamente, para fusilar a una de nuestras más grandes heroínas. Nos referimos a María Trinidad Sánchez, que a pesar de ser tía de Francisco del Rosario Sánchez, cayó abatida por las homicidas balas gubernamentales, el 27 de febrero de 1845. Junto a esta mujer de valor espartano cayeron también, los patriotas Andrés Sánchez, quien era hermano de Francisco del Rosario Sánchez y José del Carmen Figueroa. Otra de las distinguidas figuras que sucumbieron ante la ira del dictador del Prado, lo fue el general José Joaquín Puello, de quien se comentaba en esos días sería el sucesor del general Santana en el Gobierno. Estos comentarios crearon pánico en el corazón del sátrapa, quien junto a varios de sus aláteres, creo una supuesta conspiración negrófila, que dirigida por el general Puello y su hermano Gabino, daría al traste con su Gobierno. Esta acusación no fue más que un vil ardid del general Santana, para hacer desaparecer del escenario político de la época, a un verdadero nacionalista, al cual por su valor le temía y que de continuar vivo, se convertiría en un escollo, para los impuros pensamientos que ya en esos días tomaban forma, en su retorcida mentalidad. Pues en una ocasión el patriota, sé había opuesto a los propósitos anexionistas de uno de sus incondicionales, nos referimos al tristemente recordado Tomas Bobadilla.A Santana tambien se le atribuy la crueldad cometida en contra de Gabino Richiez, Aniceto Freites, Bonifacio Paredes y José Ruiz. Gabino Richiez luego de ser condenado a la pena capital, fue trasladado del poblado de Barahona al de Azua, con la única finalidad de que su familia presenciase su fusilamiento. Aniceto Freites, fue victima de la venganza de este hombre sin entrañas, que le acusó con argumentos banales, con la finalidad de condenarlo a muerte, por haber declarado ante el tribunado que la banca rota del país era inevitable. Debido a que en el momento de enfrentar la pena se encontraba muy enfermo, fue conducido al patíbulo sentado en una silla de ruedas. Bonifacio Paredes, fue condenado a muerte por un decreto, su delito, el haberse robado un racimo de plátanos, el cual posiblemente usaría, para mitigar el hambre de cada uno de los miembros de su familia. Mientras José Ruiz padre de nueve hijos, fue condenado por una simple sospecha y conducido ante los muros del cementerio para ser fusilado. Ya en el campo santo se le hizo desfilar con un crucifijo en las manos, ante la muchedumbre aterrorizada. Luego de horas de tortura, se apersonó al lugar el acusado, quien declaró la conmutación de la pena.Pero si estos crímenes fueron abominables, mayor lo fue el fusilamiento del general Antonio Duvergé y de su hijo Alcides, los cuales fueron condenados a la pena capital, sin habérseles permitido tener el derecho a un juicio imparcial y justo.

Por celos cebo el general Santana su odio contra el general Duvergé con tanta saña, quien fue el verdadero genio militar y primera espada de nuestra independencia, pues su nombre está marcado con letras de fuego en los Muros de Cachimán, en las Barrancas del Memiso, en las Peñas de el Numero, en las llanuras de Azua, en las de las Matas de Farfán, en las de Bánica, en las de Font Verrete, en las del Barro, en las del Puerto, en las de Hincha y en las de las Caobas.

Mientras la gloria del general Santana se limita a compartir con él la victoria de azua, donde fue Duvergé quien verdaderamente condujo a nuestro ejercito a la victoria, al escoger el lugar donde celebrarían la batalla.

La única batalla ganada por el personaje que nos ocupa hoy, lo fue la de las carreras y esta careció de importancia militar, pues en realidad fueron tres escaramuzas, a las que se les dio estatura épica, para así crear el mito que le ha acompañado hasta nuestros días.

El supuesto genio militar del general Santana, no fue más que una invención de Buenaventura Báez, autor del titulo que se le otorgó como Libertador de la Patria. En esa ocasión, Báez necesitaba de su apoyo, para alternarse con él en el poder. Pero luego de rota la alianza, aceptó ante el congreso, que se había excedido en recompensarlo con tan grande distinción.

Por opacar la gloria del Dictador del Prado, tuvo el general Duvergé, que ver caer el cuerpo de su hijo atravesado por la metralla, sobre el polvoriento suelo del poblado del Seybo, para luego caer a su vez también fusilado.

Pero no satisfecho con sus acciones, tan pronto el cuerpo del Héroe de Cachimán se encontraba inmóvil, el acusado que se había apersonado a ver la macabra escena, bajó de su caballo e irreverentemente pateó su cadáver ensangrentado, pues trataba de llevar el odio que sentía por su victima, más allá de las fronteras de la muerte. Esta acción nos recuerda la llevada acabo por su padre Ramón Santana, sobre el cuerpo exánime del general Ferrant, al cual le cerceno la cabeza, para exhibirla como trofeo al termino término de la batalla de Palo Hincado. .

Pero de todos los crímenes cometidos por el general Santana, el mayor de todos lo fue: el haber anexado a España nuestra Patria. La Patria que un día juró defender de todo aquel que pretendiera mancillar su territorio.

Para justificar su gran delito, engaño a la población, diciendo que la Nación no podría sobrevivir a los ataques del Ejercito Haitiano, cuando en realidad la guerra había terminado, con la derrota de Faustino Soulouque, en la batalla de Sabana Larga.

La historia ha demostrado que el Hatero del Seybo estaba equivocado, pues en este año celebramos los dominicanos el 156 aniversario de nuestra independencia.

La posición entreguista del Déspota del Prado, tenía como único propósito el satisfacer su megalomanía con títulos y distinciones, que a cambio de la soberanía de nuestro estado, le otorgaría la Corona de España.

Entre estos títulos se encontraban el de Gobernador Civil, Capitán General de la colonia, Senador del Reino, Teniente General de Los Reales Ejércitos y Marqués de las Carreras.

Para llevar a cabo sus deleznables propósitos, doblegó con su ejército todo conato de resistencia. El primero en caer lo fue José Contreras, que asaltó la guarnición de la Vega, para mostrar su inconformidad con la acción, siendo luego apresado y fusilado con otros 24 patriotas.

Durante este oscuro periodo de nuestra historia, fueron incontables los ciudadanos que sucumbieron al despotismo del Senador del Reino. Siendo la victima de mayor estatura histórica, el general Francisco del Rosario Sánchez.

Este hombre excepcional fue el personaje principal de la Gesta Gloriosa del Conde. Penetró al país desde Haití, para combatir la afrenta de la anexión. Fue herido y hecho prisionero en una emboscada que se llevo a cabo en la loma de Juan Cruz.

Tras un simulacro de juicio, fue ejecutado en el Cercado, el 4 de julio de 1861, junto a 20 compañeros. Sus ultimas palabras fueron: “Decid a los dominicanos que muero con la patria y por la patria”.

La muerte del grupo fue horrorosa, pues unos fueron ultimados a tiros, otros a palos y otros a machetazos. La crueldad de la ejecución fue tal, que el representante de la Corona Española, Don Antonio Luzón, “protestó”, retirándose del lugar, para no avalar con su presencia, este horrendo crimen.

El empecinamiento del general Santana en mantener la macula de la anexión, le impidió rectificar sus errores, a diferencia de lo acontecido al generalísimo Máximo Gómez, quien luego de luchar a favor de la opresión y el colonialismo en su país de origen, desenfundo su gloriosa espada en Cuba, para luchar por su independencia. Convirtiéndose en el primero de sus guerreros, así como motivo de orgullo para todos sus connacionales, pues hoy la figura de un dominicano, se encuentra entre los más grandes libertadores del Continente Americano.

Con este sucinto relato de las nefastas acciones del general Pedro Santana, hemos cumplido con la tarea de demostrar ante el lector, que las acciones negativas cometidas por este Cesar, en contra de nuestra sociedad, superan con creces a las positivas. Pues cada uno de sus actos fue movido por el motor de sus primitivas pasiones, las cuales le llevaron a cometer excesos monstruosos, que lo sitúan como el personaje de más triste recordación de nuestra historia.

Los personajes como el Maques de las Carreras, siempre vivirán en la oscuridad, sin poder darle la cara al sol de la historia, pues luego de haber ascendido a la sima, donde solo alcanzan a llegar los grandes héroes de la Patria, cambian su ilustre habitáculo, para descender a los avernos más oscuros, donde suelen arrastrarse los traidores.

Pero aún el más pérfido de los hombres, tiene derecho a que se le haga justicia ante la historia y este es el propósito principal de este trabajo. Si queremos actuar con imparcialidad en el caso del general Santana, tendríamos que someter conjuntamente con él a muchos de nuestros inmortales y corremos el riesgo de despoblar de deidades nuestros altares.

Por lo que no es prudente enjuiciarle, dejemos que sus despojos mortales descansen en paz, en el pequeño Olimpo donde duermen el sueño eterno unidos, todos nuestros próceres. Que sea Dios quien le juzgue, pues la justicia divina supera en equidad al tribunal de la historia y más aún al de los hombres.

Pubicado por: Arq. Raifi Genao