extradicion.jpg

La forma acelerada con que el gobierno dominicano ejecuta las extradiciones a EEUU condena a muchos, por los errores legales,  a la perpetuidad o…… la muerte !!!!! 

El tratado bilateral entre los EEUU y Republica Dominicana fue firmado en Santo Domingo el 19 de Junio de 1909, fue ratificado en los meses iniciales de 1910 por ambos países y entro en vigor el 2 de Agosto del mismo año, en este tratado ambos países se comprometen a  extraditar a aquellas personas reclamadas por crímenes graves cometidos en el otro país, también especifica que no se podrá juzgar al extraditado nada mas que por los crímenes por los que fue reclamado legalmente, etc…el problema  esencial de los dominicanos extraditados radica en que el decreto que autoriza dicha extradición debe arrastrar consigo algunos elementos de la ley 489, articulo 4 ,Párrafo 2, que dice ¨a los dominicanos extraditados no se les puede aplicar, en ningún caso, una pena mayor a la máxima establecida en Republica Dominicana ,que es de 30 años¨, sin embargo, para que se cumpla esto ante la justicia norteamericana, estos detalles DEBEN CONSTAR EN EL DECRETO, de lo contrario el extraditado se queda sin la protección requerida y puede ser condenado a cadena perpetua e incluso, si el caso es grave, a la muerte .  

JUAN ANTONIO RINCON CONCEPCION- UNO DE LOS CASOS. 

Juan Antonio Rincón Concepción, ciudadano dominicano extraditado en el año 2005, fue acusado de asesinato en segundo grado y su condena puede ir de 19 años a cadena perpetua, según sus abogados, el problema radica en que si es condenado a mas de 30 años, una vez cumplido los 30 años, que debe ser la  pena maxima segun el acuerdo bilateral, si el departamento de estado de los EEUU no aplica la deportación, entonces deberá permanecer toda su condena en la cárcel (si es cadena perpetua debe morir en la carcel), simplemente por el error de que el decreto emitido por el Gobierno Dominicano, en su caso, no especificó este requisito ante el gobierno norteamericano, lo peor del caso es que los abogados defensores de rincón, no pueden presentar las cláusulas del tratado como argumento de defensa, pues no son validas ante las justicia de los EEUU, ellos consideran que compete al país de origen del deportado reclamar en el mismo decreto los derechos bajo el cual deberá ser juzgado. Mientras tanto, estos abogados defensores , luchan aparentemente ante lo imposible, por un simple descuido de las autoridades dominicanas, entre ellos la Procuraduría General de La Republica que le dieron a firmar el decreto aceleradamente al presidente Leonel Fernández sin antes ningun corrector darse cuentar del fatal error. Otros casos parecidos se debaten en los tribunales norteamericanos, con la única esperanza de que el señor ilumine los corazones de los jueces ..Increíble!!!..la pregunta es  Cuantos mas faltan  !!!

Por: Raifi Genao

Datos obtenidos de El Diario/La Prensa de NY

Anuncios